Preparando un móvil para emergencias

Ya sabéis que procuro ser cauto a la hora de viajar, intento contemplar todo tipo de imprevistos y que se puedan solucionar cuanto antes.

Si por alguna casualidad no pudiésemos cargar el teléfono una noche y nos quedásemos sin cobertura, ¿qué haríamos en un caso de urgencia? Para mi escapada, yo me llevé un teléfono móvil para urgencias por si necesitaba algo y no tenía batería en mi móvil principal, o se me mojaba o se rompía.

¿Qué debe tener un móvil para urgencias?

Lo principal: El móvil de urgencias debe tener una buena batería, que dure varios días sin necesidad de cargar, por lo que probablemente no podréis utilizar un móvil último modelo con todas sus chorraditas y pijaditas que tanto adoramos.

Deberemos llevarlo bien cargado y preparado para encender y llamar en cuanto lo requiramos. Las llamadas de emergencia en los teléfonos no requieren que metas el PIN del teléfono ni que tengas tarjeta SIM para realizar la llamada. Es decir, no necesitas tarjeta SIM para hacer una llamada de emergencia. Pero no seas imbécil y te dediques a llamar y dar alarmas falsas, hazlo por ti y por todos. Sin una tarjeta SIM el móvil llegará antes a la pantalla principal, ya que no tendrá un número PIN que pedirte.

Tu móvil de emergencia debe funcionar sin tarjeta SIM y además debes haberlo probado antes de salir. Esto es crucial ya que puedes encontrarte en la situación de sacar tu móvil para emergencias y no poder utilizarlo. No conozco ningún teléfono de estas características, pero prevenir es vivir.

Además, el móvil de emergencias debe encender rápido y pedirte el número PIN rápidamente. Tal vez puedas permitirte unos segundos antes de llamar y tal vez te encuentres en una situación en la que cada segundo puede contar. Ya que te llevas un teléfono para urgencias, que sea tan útil como sea posible.

Las llamadas de emergencia necesitan cobertura y a no ser que poseáis un equipo especial de escalada y para manteneros largo tiempo al margen de la civilización, esto aplica a todos y cada uno de los teléfonos que utilizamos habitualmente, por lo que asegúrate que tu móvil tiene una antena que coja buena señal. Los móviles “sin antena” también la tiene, pero no se ve. Asegúrate de que tu señal es generalmente buena y de que se te escucha con claridad, pero cuenta con que la calidad de la señal puede ser peor en el lugar al que vayas.

Asegúrate de que hay cobertura allá donde vas, ya que si no, te servirá de poco.

¿Qué móvil me llevo de viaje?

Particularmente no tengo ninguna predilección, pero sí te puedo decir qué móviles no utilizar como teléfono de emergencias.

Para empezar, no vale cualquier teléfono viejo que tengas por casa, como hemos comentado, debe tener una buena batería que dure varios días sin cargar.

Además un móvil en mal estado podría dejarte tirado, pruébalo durante varios días, prueba a cargarlo, a gastar la batería, a llamar y mandar mensajes, en resumen, prueba tu móvil de emergencia antes de que te haga falta.

Si no tienes un teléfono secundario, no hace falta que compres un última generación. Los tienes por muy poco dinero e incluso gratis con algunas compañías secundarias. Ten en cuenta que es para un uso imprescindible.

¿Y si necesito hacer una llamada normal?

Bien, en realidad este es mi caso. Tengo dos móviles y me gustaría utilizar los dos si uno se queda sin batería. En este caso te conviene tener dos tarjetas SIM, una para cada móvil. Puedes intentar pedírselo a tu compañía, algunas ofrecen esto como servicio, y algunas no.

Si tu compañía no te permite tener varias SIM, te conviene tener una tarjeta prepago con algún dinero, sin mínimo mensual de llamadas, y con las tarifas más bajas. Entre las compañías españolas, Simyo parece tener alguna oferta interesante a día de hoy, aunque tienes la molestia de darte de alta, esperar a la tarjeta, etc. Lo que más conviene es que te dupliquen la tarjeta, de forma que tienes el mismo número y tarifa, por lo que controlas el gasto, y no tienes que andar cambiándola de un teléfono a otro.

Qué teléfonos llevo la agenda

Aunque la agenda puede no serte muy útil para llamar al 112, puede venirte bien tener teléfonos de policía local del lugar donde estés, números de ambulancias, equipos de emergencias, o incluso embajadas. Yo además añadiría los teléfonos de las personas con quien hables más a menudo y a quien pudieras querer llamar.

¿Qué más necesitarías en un teléfono para emergencias?

En este artículo hemos visto todo lo necesario para tener un teléfono secundario para viajar, pero puede que tú necesites más cosas, o menos. ¿Por qué no lo cuentas en los comentarios?

Volver