Sencillos pasos para arruinarte en una escapada de fin de semana

Hace unas semanas tuve que planearle un vuelo a un cliente. Necesitaba salir esa misma noche a Alemania y permanecer unos tres días cerca de un recinto ferial. Dependía de muchos factores para decidir si volar o no. El primero, la estancia en el hotel, seguido de la disponibilidad del vuelo y por último, la entrada a una feria a la que debía asistir.

Problemas al viajar de forma improvisada

El principal problema que había era la falta de previsión en el viaje, las prisas y el no tener nada preparado hicieron que hubiera que sacarlo todo a la carrera. ¿Qué implica esto? Implica que no tienes tiempo para buscar o esperar grandes ofertas para tu vuelo. Lo mejor que pudimos conseguir fue Madrid-Nuremberg por más de 300€.

El alojamiento era el principal problema, al haber un fin de semana de feria -tipo FITUR, pero de otro sector- los alojamientos estaban a rebosar. Nuevamente, por las prisas, tampoco pudimos informarnos de si había algún tipo de descuento por asistencia, o si había opciones aparte del hotel que el cliente tenía apalabrado, cuyos precios por las nubes debido a la prisa hizo que se pagara la habitación a precio de oro.

La entrada al evento también estaba en el aire. A la hora de comprarla, el sistema no nos decía si quedaban entradas libres hasta la hora de comprarlas. Por eso, una vez estuvimos en la misma pantalla de pago y confirmamos el hotel, cogimos el vuelo y la entrada.

En total la broma salió por unos 500€, comidas aparte.

Cómo evitar arruinarse en una escapada

Ten siempre en mente esta palabra: planificación. Planificar tu viaje te dará tiempo para confirmar el primer alojamiento -por lo menos- y escoger o esperar a que halla ofertas para tu vuelo. Si quieres hacer un viaje un poco más espontáneo, cuenta con que las cosas pueden salirte mal, o caras. En cualquier caso, si vas a viajar dependiendo de medios de transporte y alojamiento debes planificar con tiempo y tener claro cuánto pretendes gastar. También debes hacerte a la idea de que viajar con poco dinero puede implicar tener que hacer algunos sacrificios, como por ejemplo, no dormir en un hotel del centro de la ciudad, o tener que sustituirlo por una alternativa más económica.

En cualquier caso, debes tener muy en cuenta que a la hora de comenzar un viaje, cuanto antes tengas tus reservas, más económico será tu viaje.

¿Alguna vez te ha salido algo mal en un viaje? ¿Has tenido que improvisar a última hora y has acabado pagándolo caro?

Volver