Iñigo

Los monos copian lo que nos ven hacer

Iñigo ha sido mi instructor en el Open Water. De la mejor gente que te puedes echar a la cara y con la honestidad por delante.

Una noche estábamos hablando con unos chavales de los que están por IHASIA, sobre una escuela que hay por Chalok que se dedica a vender un paquete para limpiar el mar. Ya sabéis, concienciación, amor por la naturaleza, etc. El tema es que la primera inmersión es gratuita, pero la segunda tiene un precio de 1000 Bahts.

Es una idea que mola mucho, pero que tiene trampa, porque un día de buceo tiene dos inmersiones -como ellos venden- y el precio habitual es de 1000 bahts, y según dónde, incluso menos.

¿Cuál es la trampa? Que están vendiendo el tema de bucear para limpiar el mar como algo que hacen por el océano, pero en realidad es un pretexto para comprar las dos inmersiones a un precio normal y corriente.

Esto es a grandes rasgos lo que Iñigo contestó a estos chavales, y nos contó que de vez en cuando lo que ellos hacen es hacer un buceo con gente experta -no cualquiera puede subirse al carro- y hacer un día de limpieza en distintos puntos de buceo, gratuitamente.

Me alucinó ver la repulsa y el asco que demostraba cuando hablaba del usar la cara de gente guay y concienciada como una forma de publicidad, y es que es así. Por desgracia hoy por hoy la imagen de buengentío es lo que se utiliza para demostrar que una marca mola, cuando luego utilizan prácticas de dudosa moralidad para la contrucción y venta de sus productos.

Y quería hablaros de este hombre porque admiro su ir de cara, su decir las cosas claras y poner la verdad delante, y porque por mucho que cada vez nos cueste más creerlo, el ir de frente y ser honesto es la mejor imagen de marca que puedes granjearte. Y también vende.

Y bueno, me voy a ir ya, que me está entrando el sesentañismo

Menudo crack.

Volver