¿Improvisar sobre la marcha o preparar un destino?

Improvisar un viaje, escapar de la rutina, perderse por el mundo y explorar sus posibilidades, viajar sin destino, probablemente sea el ideal romántico más extendido relacionado con los viajes, nos encanta la posibilidad de desaparecer una temporada y dedicarnos a nosotros, a descubrirnos y ver qué nos estamos perdiendo del mundo.

Sin duda improvisar un viaje tiene ése puntito de aventura que muchos queremos para nuestras vidas, y ni siquiera tiene por qué limitarnos en lo que podemos ver y disfrutar durante nuestra estancia. Las oficinas de turismo nos ayudarán a encontrar los puntos más interesantes del destino en el que nos encontremos, y hablando con gente del lugar, incluso con el recepcionista de nuestro albergue u hostal, nos dará una idea de rincones interesantes que nos harán conocer la ciudad más allá de su cara turística. A la hora de probar la gastronomía local, algo tan sencillo como mirar a las mesas de nuestro alrededor y pedir “lo que tienen ahí” o “lo que le han llevado a ése señor”, o tan simple como la especialidad del lugar nos permitirá encontrar nuevos sabores.

Por otra parte, planificar el viaje y llevar los deberes hechos de casa creo que abre un abanico más amplio de posibilidades. Te permite tener mucho más claro lo que quieres ver y lo que no, te ayuda a sacarle más partido al tiempo asegurándote que no te pierdes nada que te interesa, además de permitirte dejar tiempo para explorar y pasear, o visitar locales que te hayan recomendado. Te permite más tiempo para preguntar por lugares interesantes que tal vez no hayas conseguido encontrar, a más gente y a través de muchos más medios. A mi modo de ver, esto te permite conseguir mucha más información que te permitirá hacer una visita más interesante.

Desde hace tiempo tengo claro que yo prefiero planificar mi viaje de forma que tenga tiempo tanto para ver lugares turísticos como para explorar, que me deje tiempo para sentarme a tomar algo y no acabar harto de andar todos los días, y sobretodo que me permita tomarme mi tiempo para hacer fotografías.

¿Tú viajas improvisando, o te gusta tenerlo todo bien atado a la hora de salir de casa? ¿Cuál es tu forma de viajar?

Volver