Día 5: lemures, desierto y playa

Llegamos al final de la semana, después de cuatro días de actividad frenética.

Nuestro día comenzó en el Spa del Bahía Real, ya que no me dio tiempo a darme un bañito por la noche antes de cenar, lo hice por la mañana después de ver el amanecer desde la terraza de la habitación.

Atlantis Bahía Real

Tras un masajito y el Spa, ya estaba listo para empezar el día así que me fui de nuevo al Atlantis Fuerteventura Resort, el hotel donde cené el día 4, para conocer con más detalle sus instalaciones a la luz del día. Lo cierto es que el lugar está montado como un pueblecito y dentro tienen absolutamente de todo. Hasta plaza del pueblo:

Atlantis Fuerteventura Resort

Cogimos el coche y pusimos rumbo al sur, fuimos al Oasis Park, un parque temático donde nadé con un león marino y estuve dando de comer fruta a los lemures. Son unos bichejos graciosísimos.

Oasis Park Fuerteventura

Para redondear el día, llegamos al Meliá Gorriones, sede del campeonato mundial de Windsurf, donde nos esperaban unas increíbles vistas desde la habitación.

Hotel Meliá Gorriones

Y así hemos llegado al fin de semana. Seguramente me lo voy a pasar entre piscina, playa, y algunas actividades del hotel, pero esto no para, seguid #explorandoCanarias en Twitter porque los fines de semana también pasan cosas.

Volver