Cómo limpiar tus botas Panama Jack

Uno de mis imprescindibles a la hora de salir de viaje suelen ser mis botas Panama Jack. Me encantan: son duras, las puedes meter en cualquier terreno sin que se te mojen los pies, y encima son preciosas.

Después de darles un buen trote en mi viaje por Asia, quedaron un poco perjudicadas y era el momento de sacarle todo y darles una buena limpieza.

Cuando las compras, vienen con cordones de repuesto y grasa para que mantengan toda su esencia.

Limpiar las Panama Jack es muy sencillo: Sólo necesitas sacar las plantillas y los cordones, un cubo, un trapo, y jabón neutro.

Les das una buena pasada y las dejas secar, y luego les aplicas la grasa de caballo. Ganarán algo de color y me encanta el olor que les deja -el típico olor que uno recordaría de pequeño-. Luego lo pones todo en su sitio y listo.

Volver