¿Cuál es la cámara apropiada para tus viajes?

Cuando volvemos de un viaje, a todos nos encanta traer un montón de fotos para recordar los lugares que hemos visto, dónde hemos estado y lo bien que lo pasamos.

Las cámaras de hoy son auténticas maravillas capaces de hacer fotos geniales en casi cualquier situación, pero hay distintos tipos y sus diferencias radican principalmente en el control que te permiten tener sobre las imágenes.

Te muestro cuáles son tus opciones en cámaras para fotografía de viajes:

Cámaras compactas

Las cámaras compactas han sido la opción estrella durante muchos años.

Durante tu viaje, te encantará por su ligereza y su versatilidad, por la calidad de las fotos -con una cámara actual, que son geniales joyas de la tecnología- y por la duración de las baterías que es abismal.

Por contra, no son las más rápidas, y en función de la luz tendrás que aguantar un par de segundos desde que aprietas el botón hasta que la foto está hecha. No importa haciendo una foto a un postre, pero sí cuando quieres hacerla a un coche de caballos que pasa rápidamente por la calle que vas a cruzar.

Su principal virtud es que viajarás ligero y sin molestias.

Cámaras “Bridge”

Son esas cámaras que están entre medias de las réflex y las compactas.

La gran ventaja de éstas cámaras es que te permiten hacer fotos tanto de amplios paisajes como de objetos lejanos con una calidad muy aceptable, y al ser más avanzadas que una compacta te permite más control sobre la foto. Son bastante ligeras por lo que no te cansarás cargando con ella todo el día.

Su tamaño más abultado y su forma hace que ya no podamos meterlas en cualquier bolsillo.

Son perfectas para hacer fotos algo distintas de lo típico con cierto control sobre la imagen sin tener que cargar demasiado.

Cámaras Réflex

Son las que todo el mundo llama “profesionales”, las que llevas y todo el mundo te pide que les hagas su foto.

Lo mejor de ellas es que tienen una gran versatilidad, permiten cambiar objetivos que te servirán para hacer paisajes o fotos de gran distancia. Hay una diferencia brutal entre las fotos que te llevarás con una compacta, y las que conseguirás controlando una de éstas máquinas.

Pero sólo aprovecharás sus posibilidades conociendo al 100% el funcionamiento de la cámara, la óptica, cómo aprovechar, la luz, y dejándote un dinero en los distintos objetivos que quieras comprar. Además, éstas cámaras y su equipo son más cansadas de cargar y llevar de un lado a otro cuando viajas.

Son la opción de los que queremos fotos distintas, personales, y teniendo todo el control, y no nos importa cargar con ello para obtenerlo.

Yo cargo con una Réflex, ¿Cuál es tu opción?

Volver